Los Viajes de Incentivos: Motivación a la Medida

Presidente Intercontinental Cozumel

De acuerdo con el último Estudio Participativo de la Fundación de Investigación de Incentivos (IRF por sus siglas en inglés), “Viajar” y “Vivir Experiencias” obtuvieron el deseado logro de generar ganancias por encima de la media—nada nuevo para el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), quien por mucho tiempo ha considerado los viajes de incentivo como un componente importante en la industria de reuniones en el país. Y ahora más que nunca, se ha comprometido para trabajar de cerca con ejecutivos y planeadores de eventos que buscan los mejores destinos para motivar a sus empleados y mejorar rendimiento y para programas de incentivo y promociones al consumidor.

Las nuevas tendencias en los programas de incentivos como los viajes de bienestar, la preferencia del hotel todo incluido y los viajes experienciales están sonando fuerte en México, un país que desde hace años ha llevado la delantera en estos segmentos. Los principales destinos de incentivo como Cancún, Cozumel, la Riviera Maya y Los Cabos, por ejemplo, ya son las primeras opciones en la mente de los planificadores.

Balancear entre trabajo y bienestar en los negocios es una tendencia creciente. Ofrecer viajes de bienestar—una designación que incluye las aventuras al aire libre, golf, spa, yoga, clases de salud y bienestar, ciclismo de montaña y más—le da a la administración una manera de cuidar y apoyar a sus empleados y clientes. En Los Cabos viajes de golf y spa presentan una combinación ideal, donde los golfistas pueden jugar de mañana en unos campos surreales que mezclan el desierto y el mar como Quivira, Cabo del Sol o El Cardonal, la más reciente creación de Tiger Woods en Diamante Cabo San Lucas, para después mimar hombros cansados en oasis como El Spa en Las Ventanas Al Paraíso o en el One&Only Spa by ESPA del One&Only Palmilla. Mientras tanto, los amantes de la adrenalina le pueden dar vuelo a su lado más aventurero aquí, haciendo snorkel en Cabo Pulmo, “volando” a través de la tirolesa más larga de México, o practicando flyboard sobre las olas.

Los viajes de bienestar hacen lo propio en Cancún, Cozumel y la Riviera Maya, con campos de golf exuberantes con estándares de alto nivel para albergar partidos oficiales del PGA Tour, amplios spas que incorporan lo mejor de las tradiciones antiguas con las técnicas modernas, y actividades al aire libre únicas en el planeta. Aquí es donde los cenotes, o sumideros frescos de agua dulce, ofrecen a los nadadores y buzos la oportunidad de vislumbrar cuevas submarinas o sirven como piscinas espejo durante ceremonias de spa con inspiración Maya, como el que ofrece Rosewood Mayakoba en la Riviera Maya. Mar adentro, cerca de la Isla de Cozumel, el gran Arrecife Palancar abre un paraíso bajo el agua con más de 200 especies de peces, haciendo alarde de su reputación como uno de los mejores lugares para bucear en el mundo.

También hay destinos donde la preferencia por el servicio todo incluido está muy presente, pues hay cantidad de propiedades en ambas costas que han elevado considerablemente la calidad de su oferta, dejando atrás los aburridos menús de buffet y los ruidosos juegos de piscina del pasado. Con una clara mayoría de hoteles operando en todo incluido, Cancún y la Riviera Maya han apostado por mejores servicios y amenidades, incluyendo, en algunos casos, galardonados restaurantes gourmet y bebidas premium para una verdadera estancia de primera clase sin que los huéspedes tengan que preocuparse por sacar la cartera. Otros, como el Grand Velas Los Cabos de reciente apertura, han incorporado varias de las tendencias, atrayendo el interés de los planificadores de viajes de incentivo, ofreciendo el todo incluido a todo lujo, un spa con un inolvidable componente acuático y un restaurante a nivel Estrella Michelin—todo bajo un mismo techo.

Las experiencias envolventes de destino—o los viajes experienciales—se dan casi por sí solos en México, y sin duda se pueden disfrutar en estos destinos bien conocidos. A las afueras de Cancún, por ejemplo, está el parque Xoximilco de Experiencias Xcaret, creado específicamente para ofrecer a los visitantes la oportunidad de disfrutar una auténtica Fiesta Mexicana mientras se pasean por los canales de agua en las tradicionales trajineras, o góndolas mexicanas. Estas trajineras son típicas de los jardines flotantes de Xochimilco en la Ciudad de México, donde más de 50 mil canales son los últimos remanentes del antiguo sistema que una vez cubrió el Valle de México.

Esta particular tendencia del viaje de incentivo también se ajusta perfectamente con el programa creado en el 2006 por el CPTM en asociación con la Sociedad para Ejecutivos de Viajes de Incentivos (SITE, por sus siglas en inglés) y su capítulo en México (www.site.org.mx). La idea consistía en incrementar la participación de mercado de México en el negocio internacional de los viajes de incentivo, posicionando al país como un multi-destino ideal para los programas internacionales de incentivo a la vez que destacaban a los destinos emergentes. El programa se tituló “Your Best Reward is Mexico”, o YBR, y a la fecha, los estados de Querétaro, Chiapas, Morelos y la Ciudad de Guadalajara han recibido su certificación, siendo Puerto Vallarta el miembro más reciente de la lista.

Estos destinos fuera del camino trillado son ideales para actividades de viajes experienciales verdaderamente inolvidables. Los que visitan a Guadalajara, por ejemplo, pueden abordar el tren Cuervo Express para un paseo hacia el aledaño pueblo de Tequila, donde de camino un maestro tequilero les enseña los puntos finos de cómo disfrutar esta bebida nacional. Una vez arriban a su destino, pueden hacer el tour de la destilería y tomar una excursión a caballo por los campos de agave. En Chiapas, una visita a San Cristóbal de las Casas se convierte en la aventura de visitar las pequeñas cooperativas de mujeres locales que tejen textiles o regatear por ropa hecha a mano en el tianguis dominical en San Juan Chamula. Localizado en el corazón de México y un gran participante en la historia de la Independencia de México contra España, el Estado de Querétaro es también casa de la Sierra Gorda. Aquí los turistas pueden complacer sus papilas gustativas en la Ruta del Sabor, una colección de pequeños restaurantes en comunidades chicas denominados fondas que sirven comida tradicional acompañada de vistas sorprendentes. En el Estado de Morelos, la historia se fusiona con la fe y la herencia a lo largo de la Ruta de los Conventos, que traslada a los viajeros por 28 santuarios antiguos construidos en el siglo XVI.

Las experiencias auténticas son sólo una razón para que los planificadores de incentivos sepan que serán bien atendidos si escogen uno de los destinos certificados por YBR. El proceso de certificación incluso para una ciudad turística de alto perfil como Puerto Vallarta es largo y altamente detallado. De acuerdo con Miguel Andrés Hernández, director de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Puerto Vallarta, una vez se seleccionó el programa y se negoció con SITE para un análisis del potencial del destino, buscaron el apoyo del CPTM; crearon talleres y módulos de capacitación para la cadena de valor; revisaron proveedores locales; y cerraron con evaluaciones de compradores reales seleccionados por SITE de diferentes países como Estados Unidos, Portugal, Brasil, Colombia, Panamá y México; entre otras muchas iniciativas.

El resultado final: “Puerto Vallarta está ahora certificado como destino profesional de incentivos avalado por una afiliación de presencia internacional, y el destino y su proveeduría serán promovidos dentro segmento en diferentes áreas emisoras”, dijo Hernández Arteaga. “El Consejo de Promoción Turística de México puede tomar a Puerto Vallarta como uno de sus destinos abanderados con YBR, para contar la historia de nuestro país en los programas de incentivo, para generar embajadores de la marca México posterior a la experiencia”.

 

Dejado de lado los estudios del IRF, lo cierto es que los planificadores de viajes conocedores saben que la posibilidad de ganar un viaje a un destino emocionante es un maravilloso motivador y, a diferencia de incentivos de dinero en efectivo, su valor perdura como el tequila fino en el paladar.

Para más detalles e imágenes de los mejores destinos de incentivo en México, favor de visitar www.visitmexico.com/meetings.